lunes, 27 de julio de 2009

IV Poema de Robert Herrick



El deseo violento pronto cansa.

Despacio se va lejos, amor mío.

A que me ames mucho poco tiempo,

prefiero que me quieras sólo un poco,

pero nunca te canses de quererme.



Material Perecedero / José Luis García Martín.

7 comentarios:

Karen Dinesen dijo...

¡Cuánto bello y bueno en qué pocas líneas!
Es algo que deseo también para mí.
Un abrazo

miner dijo...

Muy bonito.
Mary a ver si me mandas algo así.
Si, si, ya pongo el delantal para fregar los platos.
¡Esta Mary!

mary dijo...

muy guapo Beli,pero no pides tu nada.....que se te cumpla.....querer es poder

belijerez dijo...

Este poema del profesor en la Universidad de Oviedo recoge perfectamente la forma de amor que vivo. Es un amor tierno, paciente, atento, generoso, constante, cercano... no pido nada y lo recibo todo, sólo quiero agradecer.

Alfonso dijo...

¡Po no me suena a mi la cara de ese tío!

Luis Simón Albalá Álvarez dijo...

Por cierto, Míner es un forofo de J.L. García Martín.

belijerez dijo...

Tenemos gustos comunes, Buridán.