jueves, 9 de septiembre de 2010

ACLARANDO, QUE ES GERUNDIO.

Han pasado muchos días y nadie quiere hacer el comentario que esperaba.

El post de la pelo sucio, es sexista. Sí, completamente sexista, he querido ser provocadora, jugando con las palabras. Para mi el blog, lo que tiene de interesante es que a veces me permito jugar con las imagenes, las palabras y sobre todo con las ideas.

Bueno lo de jugar también lo digo en doble sentido. Por un lado lo que supone de acto lúdico de escribir en mi blog, por supuesto también me gusta mirar otros blogs y hacer comentarios medio en serio, medio en broma porque así es la vida, hay que tomarsela lúdicamente. Por otro lado, cuando tengo tiempo me gusta experimentarme escribiendo, aunque sean pocas letras porque no me da más tiempo. La verdad es que me encanta escribir a máquina. Mis primeros estudios fueron "secretariado". Aquello que se estudiaba y había que examinarse en la Escuela de Comercio de Cádiz. ¡¡Qué tiempos aquellos!! Escribir en la Olivetti 88 me encantaba. Con el tiempo trabajé como telefonista recepcionista en una empresa distribuidora de farmacia, y con unos cascos de baquelita negra que pesaban un quintal, tomaba nota a la velocidad de la voz, los pedidos que se hacían por teléfono.

Cómo han cambiado los tiempos!!! en cuanto a tecnología, porque lo que es ganarse el pan, para la mayoría sigue siendo según mandato divino "con el sudor de la frente", y en algunos casos a pesar de mucho sudor na de ná. Sin embargo, y es el caso, vienen algunos que van de "profesión políticos" (añadase políticas) y por la cara, o por aquello de heredar "faenas" y se colocan en la política aunque lo hagan rotundamente mal.

Es lo que tiene el marketing, los medias, y sobre todo el dejarse llevar por lo ultimo que viene.
La política "según mis entendederas" es algo que se hace en el día a día, comprometidos con la realidad. Eso mismo dicen los que son ultraconservadores, los nudistas, los medioambientalistas y cada cual, pero sinceramente en el día a día yo lo que veo son gentes que trabajan bien o mal, y regular. Pienso que incluso haciendo mi trabajo como telefonista (sustituta), como tecnico superior en integración social (sustituta), administrativo, monitora escolar, incluso como empleada de hogar en la economía sumergida, el trabajo tiene un sesgo. A saber, un sesgo consciente de que tu trabajo produce un bienestar personal (esto por supuesto, si no apaga y vamonos), un movimiento económico, y sobre todo una plusvalía de la que alguien se beneficia.
OJO!! ahí está la cuestión. Nuestro trabajo produce beneficios y esos ¿quién los gestiona?

No hay que ser marxista, ni comunista, ni socialista, ni populista, ni medioambientalista hay que ser una persona con un mínimo de sentido común para darse cuenta de lo que pasa. Claro que para que eso ocurra hay que estar con los pies en la tierra y la cabeza bien alta, en su sitio por lo menos, y no agachada y sumisa porque entonces no puedes pensar. Tampoco puedes estar todo el día enganchada a la tele, porque entonces te programan, esta científicamente demostrado.

En fin que esta visto que cuando hago post divertidos y superficiales, la gente comenta y dice pero sin mojarse, ahora cuando hay que dar algún toque de pimienta el estornudo no te deja comentar.......jajajajaja. Espero que me entiendan. El próximo post intentaré que sea sobre aviones.

5 comentarios:

emejota dijo...

Convencete Beli, eres demasiado inteligente y ya sabes que el estar por encima se paga caro. Ya te digo, me impresiona tu claridad de ideas. Un abrazo.

Antonio dijo...

Pues sí, ahí esta la clave según mi entender. ¿Quién gestiona la plusvalía? Si yo produzco 100 y me dan 10 porque el dueño del cotarro lo gestiona sin darme explicaciones, entenderé que me está robando descaradamente. El sistema productivo es hijo de la injusticia, del esclavismo y del capital gestor. Esto en serio.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buen comentario y buena forma de hacernos dilucidar.

Lao dijo...

Me gusta mucho como te expresas, tu humor y tu frontalidad. Casualmente soy adicto desde siempre a la máquina
de escribir. Entoncen en los aspectos
que me interesan, me rebelo con el cambio del tiempo. Te cuento que me acabo de comprar una Lexicon 80, máquina fabricada en ese año, que era considerada muy buena y yo soñaba con
ella. Pero eso no es nada, ya que tengo una olivetti negra que tiene mas de 80 años y una portátil alemana, de unos sesenta años. Un abrazo!

ana dijo...

Habría que mojarse un poco más ¿no? y decir lo que verdaderamente se piensa, para eso está la palabra en forma de letras.

SALUDOS.