viernes, 18 de diciembre de 2009

HORIZONTES

Foto; Almeria, Bely.


Siempre me gustó mirar al horizonte, disfruto mucho cuando puedo echar una mirada a lo lejos, panoramica, sea al mar, la montaña o como a esta ciudad que aparece en la foto.
Hoy quiero mirar a un horizonte imaginado, también existen aunque sea en el futuro.
Veo como Aminatu, una mujer, ha sido capaz nuevamente de elevar su voz, su mirada y sobre todo elevar a un pueblo para que el mundo entero pueda enterarse de la injusticia que se está cometiendo. El horizonte lo ha ido marcando la prepotencia de los gobiernos de España, Marruecos y todos los respresentados en organismos como la ONU y otros. Han ido dejando esquilmar los bienes del pueblo saharaui, sus valores se ven pisoteados y manipulados por dictadores como el rey marroquí, o indiferenciados por el rey español.
Me gustaría que la soberanía del pueblo saharaui triunfara. Parece que todo está dispuesto para que sea Marruecos quien dirija "absolutamente" el destino de mujeres y hombres como Aminatu, que no se dejan avasallar.
Aminatu no es Gandhi, es Aminatu una mujer que quiere que se reconozcan sus derechos y los de su pueblo. Estoy convencida de que la fuerza que podemos ejercer pacíficamente puede ser mucho más grande y potente que la fuerza de la guerra. Unámonos pacificamente para que el pueblo saharaui obtenga su soberanía.

6 comentarios:

miner dijo...

A lo mejor sirvio para dar a conocer la causa del pueblo saharaui.
Saludos

El ave peregrina dijo...

Grandiosa y mucha fortaleza por parte de Aminatu . Tenemos que considerar el conjunto armonioso de los países que intervinieron.El corazón humano nunca es tan duro... cuando la causa lo requiere.
Felicidades a todos ellos.

Alfonso dijo...

Todo es más complejo de lo que parece. De todas formas, pienso que ella se ha equivocado de estrategia, aunque en lo que pide lleva toda la razón del mundo.

Karen Dinesen dijo...

Cuenta conmigo para la causa del pueblo saharaui, Beli. La hago mía.
Un abrazo

belijerez dijo...

Alfonso, que no te ciege el amor al PSOE, hay amores que matan.
Además si tienes otra estrategia que mejore la situación saharaui dala, que lo necesitan los empobrecidos.
Gracias a los demas comentarios.

Luis Simón Albalá Álvarez dijo...

Me gustaría que triunfara la idea de Aminatu, pero temo, no sé por qué, que pueda acabar pasando como con el Ayatolá Jomeini, que suscitó toda la solidaridad progresista internacional y ¡cómo acabó!