viernes, 18 de junio de 2010

DINERO

http://www.selba.org/EspTaster/Economica/Dinero/ReformarDinero.html Para quien quiera saber más.


"La economía de mercado valora lo que es escaso,no el verdadero trabajo de la sociedad: cuidar, amar, ser un buen vecino, un ciudadano y un ser humano." - Dr Edgar Cahn, fundador del movimiento internacional de bancos del tiempo.

Con premisas como estas sobre el valor que damos a las cosas o hechos que conforman nuestra realidad.
¿Qué valor daríamos a una mujer o un hombre que profesinalmente sólo puede dedicar cuatro horas al día y el resto a cuidar, amar y ser un buen padre o madre?
¿Qué podríamos plantearnos para que el colectivo de personas desempleadas dejaran de sentirse frustradas y sin poder cubrir sus necesidades de bienes y servicios?
Me surgen muchas preguntas, pero se vuelven complejas las respuestas. Asi que dejo "al caer la tarde" estas preguntas, no se si encontraré respuestas. Más de 4 millones de personas tienen dificultades para cubrir sus necesidades de bienes y servicios en España.

11 comentarios:

Dean dijo...

A través de toda mi vida profesional he conocido mucha gente -demasiada diría yo- que dedica la mayor parte de su tiempo a conseguir dinero, un ascenso, más poder, mando, dirección, y por supuesto muchos bienes materiales; por el contrario, dedican escaso tiempo a lo que tu llamas importante y que yo considero la única razón de nuestra existencia. Y es que a la gente le gusta ser valorada en la sociedad, y lo que se valora es el dinero por supuesto como bien dice Cahn.
Un saludo.

Felipe dijo...

El capitalismo es así.Nunca entrará a valorar sino a exigir más productividad y más esclavismo.

Nuestro modelo social desestima por innecesario todo aquello que no tenga que ver con la generación de riqueza para la avaricia de unos pocos.

Si se quisiera estimar,considerar o valorar los aspectos más importantes del ser humano deberiamos cambiar el modelo social imperante ya que otros planteamientos no tienen cabida en él.


Saludos

emejota dijo...

Los valores cambiantes, los duraderos, los incunables, eso me suena, ese es mi eterno caballo de batalla, el que me saca de paseo por las estrellas. Un abrazo.

AROBOS dijo...

No se ven soluciones en el horizonte para toda esa gente que sufre esa situación.

Hugo M. dijo...

Es mucho peor doña belijerez. No solo valora lo que es escaso (yo tengo en mucho valor la escasa solidaridad reinante), es que es capaz de crear valor de lo innecesario, hacer de ello una necesidad y volverlo escaso para aumentar su precio. Pero peor aún, es capaz de hacer de lo necesario una ruina, como la sanidad pública. El gran cometido de la extrema derecha reinante es ese, hacer de lo innecesario algo necesario y de lo necesario algo escaso. Someternos, en suma.

Karen Dinesen dijo...

Beli, un abrazo.
Me he quedado sin palabras.
Tu entrada y los comentarios que ya han hecho tus habituales comentaristas y amigos ya lo han dicho todo.
Sigue en racha.
Besos.

Lembranza dijo...

Bueno, se puede decir que yo soy una de esas, trabajo cuatro horas, seria fantástico si pudiera vivir con lo que me pagan, pero no es así. Un abrazo

ElSrM dijo...

Buen planteamiento.

Este sistema económico —y otros que a veces se le han contrapuesto— es primitivo. Lo digo, entre otras cosas, porque de forma inhumana se olvida de todas las virtudes personales a la hora de hablar de "riqueza". Cuando habla de ese concepto lo reduce a "producción". Producción que hoy en día se mide o valora mediante dinero (en su acepción fiduciaria), básicamente.

Quizá le interese:
- Revista "La factoría": Proyecto de informe sobre la reducción del tiempo de trabajo, por M. Rocard
«
(...) Recordemos también las reflexiones de Keynes cuando, en 1930, observaba la crisis de las clases acomodadas de su tiempo y, por otro lado pronosticaba que en menos de un siglo -lo que nos envía al período presente- se trabajaría 3 horas por día o 15 horas por semana (...)
»

- "Servicios Koinonia": El crecimiento sostenible, por J. Surroca

«
(...) Las largas jornadas laborales de nuestro sistema no dejan tiempo para la educación de los hijos, para el cuidado de los mayores ni para el desarrollo de las posibilidades creativas y espirituales que dan sentido y dignidad a la vida humana. Ya en 1930, John Maynard Keynes propuso una semana laboral de 15 horas, porque con un crecimiento de un 2% en productividad laboral, si la mejora del trabajo se recogiera en reducción del tiempo trabajado en lugar de ingresos más altos, sería factible acortar la jornada laboral de 40 a 15 horas por semana en un periodo de 50 años. Si se hubieran tenido en cuenta sus apreciaciones, como en otros aspectos se tuvo, llevaríamos más de cinco lustros disfrutando de jornadas de trabajo que ahora parecen utópicas (...)
»

- "El país": Por una vida más frugal, por N. Ridoux

«
(...) Volvamos a Keynes, aunque no el que relanza las economías desfallecientes gracias a la intervención del Estado, sino al que escribía en sus Perspectivas económicas para nuestros nietos (1930) que sus nietos (es decir, nuestra generación) deberían liberarse de la coacción económica, trabajar 15 horas semanales y tender a una mayor solidaridad que permitiese compartir el nivel de producción ya alcanzado. No hacerlo así, según él, nos llevaría a caer en una "depresión nerviosa universal" (...)
»

Saludos,

belijerez dijo...

Agradezco profundamente vuestros comentarios. A veces cuando apoyais mis reflexiones, mi ego se enaltece y me hace ver mis propias contradicciones. También me hace sentir que no estoy sola, aunque sea virtualmente. Porque mis reflexiones en grupo, cuando tengo la oportunidad, no caen bien. No se si es que no son las personas adecuadas o soy yo la que hablo dónde no debo.
Al menos en mi blogocosa me quedo tranquila. Por supuesto se admiten discrepancias.
Gracias reiteradas

ElSrM dijo...

A.t.t. belijerez: toda idea nueva suena grosera la primera vez que se escucha.

Pensemos en cómo mirarían al primero que habló de democracia hace miles de años, o de derechos civiles, o de derechos humanos, o de ecologismo... Sus colegas o vecinos pensarían que estaba sonado.

Dentro de cada zeitgeist hay individuos que se colocan más próximos al ideario antiguo (conservadores) e individuos que se van colocando más próximos al ideario del próximo zeitgeist (progresistas).

Conozco p.ej. a una señora que practica o pertenece al movimiento cultural del sexo liberal: intercambio de pareja, promiscuidad, etc. Hace poco nos comentaba que había dejado de hablarle una amiga suya porque hizo con naturalidad un comentario acerca de la masturbación durante una conversación privada con ella. Otra conocida de esta señora "abandonada" por su amiga le hizo la reflexión de que quiza esa amiga realmente no le convenía si era capaz de darle de lado por algo tan tonto como eso.

Saludos,

belijerez dijo...

Gracias Sr. ElSrM, su aliento psicológico es adecuado. He de decirle sin embargo que ya no tengo amigos, sólo conocidos.
Para mi la amistad es una relación entre personas que se apoyan, se comunican, se dedican tiempo para divertirse, reflexionar, cultivar el afecto, etc. y ya ese tipo de relaciones no lo tengo con nadie.
Sólo exporádicos momentos intermitentes la depresión nerviosa de la que hablaba Keynes se ha llevado por delante a más de una de mis amigas y se han distorcionado las relaciones.

Alguna llegó a decirme que las relaciones tienen un interés (para ella parece que fue el apoyo a un proyecto para recibir subvenciones gracias a mis conocidos) y luego dijo que ya no tenía más interés.
El pensamiento único establecido como medio para incrementar el dinero que acumulas, ha acabado con otros pensamientos y valores.

salud.