martes, 6 de julio de 2010

FUEGO FUEGO


En tres de cada cuatro fuegos son descubiertos los piromanos responsables de los mismos.
Pueden tener hasta 20 años de carcel además de sus correspondientes multas.
¿Por qué no van a la carcel los piromanos de muchas de las vidas de los 4 millones de personas desempleadas? ¿Quién quema las posibilidades de vida de los millones de empobrecidos en España?
En Jerez la plataforma de parados ha dejado su movilización. Es comprensible porque es muy duro estar en las condiciones que estaban.
La economía, el arte de administrarlos recursos limitados. Ellos han administrado sus fuerzas físicas y emocionales. Los que no saben administrar los recursos limitados son los gobiernos locales, autonómicos y centrales, lo estan demostrando porque siguen acumulando para los que más tienen y esquilmando los bienes de los que menos tienen.
La crisis sólo es para "los empleables" como dice Felipe Gonzalez. El gobierno central y autonómico junto con el local (Jerez) estan quemando las esperanzas de vida, de convicencia y de armonía en la ciudadanía.
Ojalá encarcelen a los piromanos de la sociedad del bienestar, o por lo menos a los dictadores del mercado.

5 comentarios:

Dean dijo...

Has dicho tres de cada cuatro, pues ese cuarto que se escapa es el mismo de siempre, que ha ideado nuevas fórmulas para no ser atrapado nunca, para perpetuarse en su maquiavélica labor.
Un saludo.

emejota dijo...

Sabes, las cosas pueden ir a peor, corren tiempos oscuros y hasta salir del túnel muchos quedaremos atrapados en la oscuridad. Este tipo de situaciones ocurren durante cada cambio de era (desde climática a social y económica) y parece que ya estamos en ello, por más que algunos no lo vean claro. Un abrazo.

maile dijo...

Mi querida Beli... por una vez, y no quiero que sirva de precedente despues de la de tiempo que llevo siguiendola, he de puntualizarle algo.
La definicion de "Piromano", es bastante clara... - persona con tendencia patologica a provocar incendios"- y lo de "patologia" nos lleva directamente a una enfermedad donde lo de provocar incendios termina siendo solamente, con todas las distancias, el sintoma de un enfermo y se le puede eximir de responsabilidad si se le supone enajenado aunque sea temporalmente.
Para esos "piromanos" que usted describe, que queman las esperanzas de unos ciudadanos, en mi pueblo existe otra palabra, no tan generosa, para definirlos. Y no se la digo por respeto a su blog, que ganas no me faltan.
Usted es demasiado generosa definiendolos.

Saludos solidarios.

Felipe dijo...

A estos sinvergüenzas más que pirómanos habría que adjetivarles de malditos mal nacidos

Saludos

Usuaia49 dijo...

La pena es que ellos no se queman. Por eso tenemos que quemarlos para siempre.

Saludos.