domingo, 27 de marzo de 2011

Peleas tontas



“En la era en que yo nací, algunos comentaristas solían comparar la economía global con un casino. Unas pocas personas obteniendo billones de dólares, euros y yenes a través del comercio de monedas, bonos, compañías y operaciones a futuro. Ninguna de estas personas hacía realmente nada útil; simplemente realizaban sus apuestas y en numerosas ocasiones obtenían ganancias colosales. Si seguías la cadena, podías ver que todo el dinero salía de los bolsillos de la gente común, pero esa es otra historia. De todos modos: En última instancia toda esa actividad económica dependía de la energía, del transporte y las comunicaciones a escala global, y de la fe en las monedas. Pero a principios del siglo veintiuno el casino colapsó. Gradualmente empezó a funcionar un nuevo paradigma. Del casino global pasamos a los mercados de pulgas locales.” http://renovablessinlimites.blogspot.com/



Hay que ver el gasto de energías que tenemos los humanos, es mucho mayor que el de petróleo. No podemos seguir gastando en armas, no sólo por cuestión económica, sino porque los que quieren seguir ganando poder antes o después lo perderán, o ¿es que esto del pico del petróleo no lo entienden? pues vayan entendiéndolo porque no es futuro, es ya presente. Podemos decirle a nuestra mente que no ocurre nada, que esos son mitos, que son historias inventadas por unos pocos, pero quieras o no tiene sentido y lógica. Por otro lado vayan pensando como implantar derechos económicos o estamos en el caos total, el canivalismo será lo próximo. Yo preferiría pensar que el amor hará explosión por fin y comprenderemos y respetaremos lo que somos, nuestro entorno. Espero que esta sea la única bomba que explote en el planeta. Es otro pensamiento para poder superar esta crisis. El apoyo humano, los vínculos generosos y la cooperación cambiarán el individualismo exacerbado. Evolucionaremos hacía una humanidad bondadosa y bella. Pienso en esto porque necesito un pensamiento positivo, mientras tanto colaboro con él, enviando mis deseos de paz y amor a la red.

Mis mejores deseos.

6 comentarios:

Dean dijo...

Lo bueno de esos deseos es que se multiplican y corren más que la pólvora de los malvados.
Un abrazo cargado de buenos deseos para ti.

emejota dijo...

Mucha buena energía será necesaria para sobrevivir en este mundo angustiosamente complicado. Con lo fáciles que resultan ciertas cositas ¿verdad? Un fuerte abrazo.

VolVoreta dijo...

He dudado en comentar porque, leyendo tan buenos deseos a una le entran ganas de contagiarse, pero yo no tengo tan buena fe en el ser humano. Sólo cuando un gran cataclismo afecte a todos por igual, tal vez se genere un sentimiento de solidaridad.

Te dejo un beso, Beli.

María del Mar dijo...

A mí me convences incluso sin querer. Te me muestras tan enriquecedora en cuanto a conocimientos necesarios, básicos y por desgracia, cuasi olvidados. Eres alguien que se cultiva desde la raíz con sosiego, vista, calma y buen clima.
Me aportas mucho Beli, gracias.

belijerez dijo...

Gracias a mis incondicionales; Dean, emejota, M. del Mar, Volvoreta. Me gustaría poder compartir conversación en el patio, bajo el naranjo que ahora huele tan bien, o tomandonos un te con roscos de semana santa, a falta de ello disfruto de vuestra presencia en la red.
Gracias.

María del Mar dijo...

Si algun@s, nosotras ambas si, estamos cercanos, podríamos programarlo, ¿no crees?, eso sí, sin cambiar la localización de ese patio tuyo, bajo su naranjo.